5 cosas que me gustan del scrapbooking

| on
9:30
En una época, ya bastante lejana, vivía mi yo con 12 ó 13 años. Mi yo pre adolescente era una niña muy buena, de aquellas que toda madre y padre quieren: estudiosa, educada, obediente, amiga de sus amigas, soñadora...

Le apasionaba pintar, dibujar y la clase de plástica. Cada principio de curso dedicaba un montón de horas a decorar sus libretas. A la de matemáticas le dibujaba flores, a la de sociales, cenefas, a la de naturales, soles y así hasta acabar todas las asignaturas.

Su interés en la personalización no se paraba en las libretas, también lo hacía con las carpetas. Las forraba con postales antiguas, con recortes de revistas, con fotos de cantantes y actores... Eran tan chulas que recibió hasta algún que otro encargo.

Mi yo preadolescente, no lo sabía pero ya estaba haciendo Scrapbooking.

A los 14 años tuvo su primera cámara de fotos, cámara que aún conservo. Estaba encantada con ella y la llevaba a todos sitios. Con la cámara y el revelado de fotos empezó a hacer álbumes. Un ticket del autobús por aquí, una etiqueta bonita por allá, una entrada de un museo y así sin darse cuenta pasaban los años e iba haciendo Scrapbooking.

No fue hasta hace unos 7 o 8 años que mi yo adulto descubrió que aquello que estaba haciendo era una técnica con miles de seguidores, que tenía un nombre y que además había diferentes formatos, herramientas, materiales, etc. Fue a partir de entonces que el Scrapbooking entró en mi vida para quedarse.

¿Por qué el Scrapbooking y no pintar cuadros? Pues porque por mucho que me gustase dibujar y pintar, el Scrapbooking me dio mucho más.

¿Qué 5 cosas aporta el Scrapbooking a mi vida? 

  1.  Placer. El scrapbooking tiene tantos materiales y todos tan bonitos que es una gozada. Papeles, adornos, alfabetos, rub-ons, pinturas, cintas y un largo etcétera hacen que espere las novedades del sector como agua de mayo.
  2.  Ilusión. Es alucinante la ilusión que tengo cuando me preparo para ir a un evento: ya sea un taller, una feria del sector, o una quedada con una scrapera. Me sube la adrenalina y estoy como una niña chica con zapatos nuevos. Quiero verlo todo, saberlo todo, conocerlo todo. 
  3. Comunidad. Creo que esta es una de las mejores cosas que aporta el Scrapbooking. Alrededor de él conoces a personas maravillosas. Te unes, sin darte cuenta, a una comunidad de personas que comparten los mismos intereses con la que vas fraguando amistad y estás deseando ver en todos los saraos posibles. 
  4. Confianza. Darte cuenta de que eres capaz de crear cosas bonitas. 
  5. Paz. Ya sea haciendo un álbum, art journal o un Project life, ese momento que le dedicas a poner en orden tus fotos, tus pensamientos, es sólo para ti. Son momentos de concentración, de reflexión en los que sólo estás tú y tú. Sobre este punto escribiré un post más detallado y personal para que sepas cómo el Scrapbooking ha cambiado mi vida. 
En la foto superior: Vera de Jardinet de paper, Yo (la del medio) y Ana de Scraptienda.
Tal vez no sólo sean 5 cosas, pero por hoy ya está bien. Además me gustaría que me dijeses si estás de acuerdo o no, que otras cosas te gustan, qué te aporta a ti. ¿Me lo cuentas?


Custom Post Signature

Custom Post  Signature