BYE, BYE 2015

| on
8:45
Último día del año 2015.

Normalmente mis balances anuales son bastante positivos, exceptuando alguna tontería que otra, me doy por satisfecha de cómo ha ido el año. En cambio este año...buff, ha sido muy malo.

El 2015 ha sido un año de pérdidas y no hablo de las económicas, que también, sino de pérdidas emocionales,  de pérdidas físicas, de muchos momentos de soledad, de muchos momentos tristes, de muchas inquietudes, de muchos nervios, de muchas lágrimas, de muchos miedos, de muchas penas.

Voy a recordar el 2015 como el año del Ave Fénix y no porque lo diga el calendario chino, sino porque cuando solamente hay cenizas, sólo queda renacer.

El 2015 ha sido un año muy triste, un año que ha pasado muy rápido y que prácticamente ha terminado como empezó, con pérdidas.

En este año he aprendido mucho, muchísimo diría yo. He aprendido mucho sobre las personas, esos seres bípedos que son capaces de utilizar sus brazos para darte el abrazo más tierno y sincero del mundo y otros tienen la habilidad de tener la lengua envenenada. Seres que hoy te demuestran devoción y mañana no sólo se conforman con abandonarte sino que tienen que hacerlo con sangre. Seres que albergan la bondad más infinita y otros  que están hechos de maldad.  Seres, que sea como sea, necesitamos a nuestro alrededor.  Este año he estado rodeada de estos Seres.

Este año ha sido un año malo. Este año he perdido a dos personas muy  importantes en mi vida. La primera se fue joven, perdiendo la batalla contra el cáncer. Se fue dejando un gran vacío, un gran dolor en todos quienes pudimos disfrutar de ella.  Ella nos enseñó a no dar jamás batalla por perdida, nos enseñó a luchar, nos enseñó a cómo afrontar los reveses de la vida, nos enseñó que sólo hay momentos para el ahora. La segunda persona se fue hace muy poquito, muy mayor y se fue dando ejemplo de cómo sin tener mucho, se puede dar tanto. Se fue enseñándonos que lo único realmente importante en esta vida, es cómo la vivimos. Se fue dando ejemplo de que no hay grupo más importante que la familia. Se fue demostrando que hay personas que no tienen que esforzarse para ser buenas, que los buenos valores que se inculcan tienen su efecto y se fue orgullosa de quienes la rodeaban.

Este año también ha tenido cosas positivas. Nubedenata (Scraptienda) abrió sus puertas y nos ha permitido conocer a personas (a Seres) maravillosos. Nos ha permitido entablar muchísimas conversaciones.  Nos ha permitido  hacer las cosas mal,  hacerlas bien, a aprender, a reír, a soñar, a conocer, a buscar soluciones, a ampliar campos, a haceros un rinconcito en nuestro corazón.

Y aunque el año 2015 ha sido muy malo, le doy las gracias porque ha conseguido abrir mi mente y calmar mi corazón. Me ha dado la claridad necesaria para saber quién soy, que quiero y con quién quiero estar.

Os doy las gracias por estar ahí, por habernos apoyado, por haber colaborado en lo bueno de este año. Nos vemos el que viene.

FELIZ 2016




Custom Post Signature

Custom Post  Signature