MI MINI JARDÍN

| on
18:14
Buenas tardes, ¿cómo ha ido la "revetlla de Sant Joan"?  Hoy la entrada sale más tarde de lo normal, pero casi era mejor esperar a que te desperezases, a que hicieses la digestión y a que disfrutaras del día. Por cierto, si te llamas Juana, Juan, Joana, Joan, Jon, etc., muchísimas felicidades.

Hoy te voy a enseñar un antes y un después pero... algo diferente. Más bien,  es cómo darle un uso diferente a algo.

¿Has visto esos mini jardines tan monos que pululan por la red?


Via Depto51

Pues yo cada vez que los veía, pensaba: ¡qué monos que son! Y siempre me decía que tenía que comprar una pecera y crear uno. Pero esto es casi cómo lo de las dietas: el lunes empiezo y así fueron pasando los días, lo meses...y los años.

Hace cuestión de un par o tres de años (es que los días pasan muy rápido), se nos estropeó la puerta de la lavadora y cuando la vi desmontada pensé: ¡qué ensaladera  más chula! Así que la guardé en el armario.


 Y allí se quedó durante mucho tiempo, esperando la oportunidad de que hiciese una ensalada y le diera el uso que había pensado. La oportunidad se hizo de rogar y entre que las ensaladas eran individuales y mi "nueva ensaladera" pesaba bastante, pensé que mejor me la quitaba de en medio, por aquello de que lo que no sirve, estorba.

No obstante, mi parte Diógenes me decía que no la tirase, que algo podría hacer.

Un día, arreglando la terraza se me ocurrió la idea: ¡un  mini jardín! Así que haciendo una visita a Ikea compré: arena decorativa, unas piedrecitas, unos cactus... y voilà! Ya tengo mi mini jardín.





Realmente estoy muy contenta con el resultado y queda perfecta en la mesa de la terraza.

¿Qué te ha parecido? Recuerda que si te animas y realizas alguno, no olvides enseñármelo.

Muchísimas gracias por la visita.

Besos de dulce










Custom Post Signature

Custom Post  Signature