VIAJANDO POR CUENCA. SEGUNDA PARTE: CUENCA Y LA CIUDAD ENCANTADA

| on
10:10
Hola,   ¿Cómo estás? ¿Te quedaste con ganas de saber más de mi viaje? ¿Te he puesto los dientes largos y ya has reservado para este puente? Si es así  y vas, no dejes de contármelo.

Si aún te quedan dudas, voy a enseñarte más cositas de Cuenca y su Ciudad Encantada.  La verdad que Cuenca es una de esas ciudades que siempre hemos querido ir, pero por unas cosas o por otras, siempre cambiábamos de destino. En esta ocasión la culpa la tiene mi compi Silvia, que me pasó una página de viajes que suelen salir muy económicos y uno de ellos era Cuenca (vale, al final no fuimos por la página, pero oye, que nos picó el gusanillo y allí que nos fuimos).  Así que siguiendo las indicaciones de mi otro compi David (que nos propuso lugares para comer) nos plantamos en una ciudad que no se parece en nada a lo que yo me esperaba.



La ciudad se divide en la ciudad alta o antigua y la nueva, la verdad es que ambas son bonitas, teniendo en cuenta que se parecen como un huevo a una castaña. Por supuesto, no puedes irte de Cuenca sin ver sus casas colgadas. Para ser exactos tres casas colgadas y para mi decepción (y si eres conquense espero que no te molestes) los que es una casa colgada, pues tampoco es una casa colgada, más bien son balcones (vale, tal vez tenía que haberme informado antes, pero es que me suele gustar ir un poco a la aventura.

Realmente la parte alta es una preciosidad, llena de rincones preciosos, y que debidos a su geografía hacen de Cuenca, una ciudad impactante. Está construida dentro de una cuenca (supongo que de ahí su nombre, pero tampoco lo sé seguro.  Espera que lo busco...tic, tac, tic, tac. Pues no, según Wikipedia su nombre se debe a: "El topónimo Cuenca deriva del árabe قونكة (Qūnkatu), en origen aplicado sólo a la alcazaba situada donde hoy se levantan los restos del castillo y posteriormente extendido al conjunto de la ciudad.") y está bordeada por dos ríos: el Húecar y el Júcar. Esto hace que su paisaje sea espectacular. Realmente da miedo mirar hacia abajo, por la altura claro. 

Imagen de la ciudad realizada desde la Torre.


Imagen del Parador de Turismo (fíjate en la base. ¿No es espectacular?

Ahora aquí hago un paréntesis para contarte un secreto y es que me encanta la arquitectura religiosa, sobretodo la románica y la gótica. Debo de ser la agnóstica que más iglesias ha visitado (nota mental: hacer un recuento de las iglesias que he visitado y tal vez hacer una entrada o... varias). 
Dicho esto, Cuenca no iba a ser menos y allí que fuimos a ver su preciosa Catedral, conocida como la Catedral de Santa María y San Julián. Para nuestra sorpresa nos encontramos con una hermosísima fachada de estilo Neogótico, que a mi particularmente, me recordaba a Notre Damme.


Pues si por fuera es preciosa ni te cuento cómo es por dentro. Una maravilla con unos techos artesonados en las capillas que son bonitos hasta decir basta.  Te podría poner fotos de todo, pero no quisiera desvelarte la sorpresa, así que si quieres ver más no te va a quedar otra que ir.  

Fuera de la ciudad y a unos pocos kilómetros de distancia, tienes la Ciudad Encantada. Un lugar mágico, completamente natural, que se ha creado con el paso de los años y que su principal particularidad es la forma caprichosa que han tenido las rocas calcáreas de sorprender al humano.   ¿No me crees? Mira, ¿a qué te recuerdan?





Y ya para finalizar, si te quedas a comer en la Ciudad Encantada,  hazlo en el hostal. Se como muy bien y a buen precio. Además si quieres probar gastronomía típica, pídete los zarajos que los hacen muy buenos (tanto que aún no gustándome la idea de comerme lo que estaba comiendo, lo hice por lo buenos que estaban).

¡Ah! antes de que se me olvides, si vas a Cuenca, no dudes en contármelo y visita ves a la tienda de Carmela en Rama, y verás que bolsas más bonitas que tiene y a muy buen precio. Yo para variar, me traje una bolsa para Leyre, pero es tan bonita que la voy a utilizar de cojín para poner en la cuna. 

Y si has llegado hasta aquí, muchísimas gracias. Me gustaría hacer una crónica más larga, pero es posible que salgas corriendo y tampoco es plan, jejeje. Te espero el martes que viene y te contaré mi visita al Handmadefestival Barcelona que tuvo lugar el fin de semana pasado y en el que hice un taller con Alberto Juárez. 

Besos de dulce

P.S. Me vas a permitir que felicite a mi padre, que como buen trabajador que ha sido durante toda su vida laboral, decidió nacer un primero de mayo de hace 64 años y así dar trabajo a la comadrona.  Felicidades papa. Te quiero.



Custom Post Signature

Custom Post  Signature