Reciclando voodoos

| on
22:04
Hace unos meses, nuestro amigo Iván nos hizo un encarguito un poco especial: quería un amigurumi voodoo pero con la condición de  que fuese diferente. Teníais que ver la cara de la abuela cuando se lo dijimos: ¿un qué? ¿Qué es eso? ¿Un muñeco al que se le pincha?, pero al final dijo que la dejáramos pensar porque le daba pena el muñeco, así que hizo un voodoo y cuando lo miró le dio tanta ternura que decidió curarlo.
Del voodoo de Iván no tenemos fotografía (aunque le pediremos que nos envíe una), pero sí las tenemos de los dos que nos pidieron Sabina y Joel. Las fotos no son muy buenas, pues están hechas con móvil pero es que a la abuela le dan tanta pena, que los entrega enseguida y no nos da tiempo de fotografiarlos.





Besos de melocotón
Mica

Custom Post Signature

Custom Post  Signature